Parques en Asturias

Parques en Asturias

Parques

Los parques nacionales y naturales son áreas poco transformadas por el hombre, que poseen unos valores ecológicos, estéticos, educativos y científicos cuya conservación merece una atención preferente.

La calificación de un espacio como Parque Nacional corresponde a la Administración del Estado, mientras que su gestión es Autonómica.

En Asturias contamos con 4 parques:

  • Parque Nacional de Picos de Europa


    Han sido necesarios 300 millones de años para crear los encrespados paisajes de Los Picos de Europa.

    Distintos plegamientos y glaciaciones han conformado un tortuoso paisaje modelado por el hielo y el efecto de las aguas sobre la piedra caliza, formando un grandioso karst de montaña.

    Los tres macizos principales de esta maravilla natural se ven limitados por profundos valles y gargantas, aparecidos ante el paso erosionador de las afiladas lenguas de hielo de los glaciares y de la fuerza de las aguas de los ríos que, aún hoy, siguen modelando a su gusto la piedra, disolviendo la caliza. El río Dobra, afluente del Sella, y el Deva, flanquean los montes al oeste y al este de la cordillera, siendo el Cares y su afluente el Duje los encargados de distribuir el parque en sus tres macizos.

    En el macizo Central encontramos las cumbres más elevadas de la Cordillera Cantábrica en los escarpados Urrieles, donde se eleva la más emblemática referencia de Los Picos de Europa, la inmensa belleza del Naranjo de Bulnes, también conocido como el Picu Urriellu. Sus 2.519 metros de complicada orografía no han evitado la instalación humana, siendo famoso el pueblo de Bulnes por su limitado acceso a través de un sendero entre montañas.

    Al este de los Urrieles se encuentra el macizo Oriental, el Andara, el más pequeño de perfil más suave, cuya cima más alta se encuentra en la Morra de Lechugales con 2.400 metros de altura.

    El más occidental de los tres macizos es el de los Picos del Cornión, cercano al Real Sitio de Covadonga. Allí los lagos Enol y Ercina reflejan las altivas montañas donde se gestó la legendaria historia de Asturias.

    En la misma cueva de Covadonga se puede disfrutar de la huella omnipresente del proceso cárstico de los Picos, en la fotográfica surgencia del río Orandi, bajo la imagen de la Virgen.

    Entre los Urrieles y el Cornión, separando de sur a norte los macizos Central y Occidental, discurre el río Cares, cuyas cristalinas aguas azotan con bravura todo su recorrido.

    De las hermosas cumbres del macizo Occidental, destaca La Peña Santa de Castilla, con 2.596 metros. En su camino encontramos el Mirador de Ordiales, donde un desplome de casi 1.000 metros cae hasta el valle, impresionando a todo el que lo visita.

    Concejo: Amieva, Cabrales, Cangas de Onís, Onís, Peñamellera Alta y Peñamellera Baja.

    Superficie: 646,6 Km2. en total, de los que 245 corresponde a la provincia de Asturias.

    Localización


    El Parque Nacional Los Picos de Europa se encuentra enclavado en la Cordillera Cantábrica, entre las provincias de Asturias, León y Santander.

    Su vasta extensión comprende territorios pertenecientes a los concejos de Amieva, Cangas de Onís, Onís, Cabrales, Peñamellera Alta y Peñamellera Baja.

    Su singularidad, belleza e interés paisajístico, natural y geológico han hecho que este espacio pasara a declararse, en 1995, Parque Nacional de Los Picos de Europa, acogiendo en su región occidental al que fuera el primer Parque Nacional de España, el de la Montaña de Covadonga, por su Majestad Don Alfonso XIII, en 1918.

    Flora representativa

    Tira de cuatro imágenes en las que se muestran un prado, con iglesia y árboles, un monte, unas flores y una pradera con montañas al fondo.
    Las grandes áreas de roquedo, prácticamente desnudas de vegetación, constituyen la nota dominante en el paisaje de los Picos de Europa, sobre todo, por encima de los 1.500 metros. En altitudes inferiores, matorrales y pastos alternan con los restos de vegetación arbolada. En la zona de potencialidad forestal los tipos de bosque dominante son los hayedos, robledales, bosques mixtos y encinares. Los tilos ofrecen su flor medicinal a los habitantes de Caín y variedades de flores nacidas en condiciones extremas, siembran de colores los recónditos senderos de las cumbres.

    Las características de los Picos de Europa corresponden a las del clima de alta montaña, cuyas temperaturas oscilan alrededor de los 8°C en media montaña y por debajo de los 0ºC en las cumbres, donde aumentan las precipitaciones y existe una fuerte innivación, básicamente invernal.

    Fauna representativa

    Tira de cuatro imágenes en las que se muestran un lobo, una pradera, un monte y unos caballos pastando.

    Se combinan en este paraje una gran variedad de paisajes diferentes, que dan cobijo a un peculiar reino animal de singular importancia en el conjunto de la península Ibérica.

    Es habitual observar el vuelo del águila real dominando la montaña; a buitres y alimoches anidando en las escarpadas paredes de los montes; urogallos en las zonas forestales, o a los ánades reales pescando en los lagos de Covadonga, junto a las fochas del Ercina y las chovas.

    Contacto


    Centro de Recepción de visitantes

    Casa Dago
    Cangas de Onís 33550
    Teléfono: 985 84 86 14

    Tipo de protección

    • Declarado Parque Nacional en 1995.
    • Declarado Reserva de la Biosfera en 2003.

    Información

    Centro de Recepción de visitantes
    Casa Dago
    Cangas de Onís 33550
    Tlf.: 985 84 86 14
  • Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias


    El Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias ocupa una amplia extensión del suroccidente asturiano, a lo largo de la Cornisa Cantábrica. Dentro del parque se encuentran otros dos espacios naturales de gran interés: la Reserva Natural Integral del Bosque de Muniellos y la Reserva Natural Parcial del Cueto de Arbás.

    El paisaje del Parque ofrece una gran variedad de matices, que se definen con personalidad en cada uno de los concejos que lo conforman: En la zona de Cangas del Narcea, el relieve es abrupto y accidentado al paso del río Narcea y sus numerosos afluentes, espacios ideales para la pesca de la trucha y el salmón. En este área se encuentra incluido parte del fascinante bosque de Muniellos, cuya visita se mantiene restringida para preservar intacta su naturaleza excepcional. En otras masas forestales del concejo está permitida la caza de algunas de sus numerosas especies salvajes como el corzo o el jabalí.

    En el concejo de Degaña abundan las altas sierras y los verdes valles. Su paisaje constituye uno de los ecosistemas más típicos de la Cordillera Cantábrica. Destacan en él los robledales y otras especies, como abedules, tejos, acebos... así como su fauna salvaje, en la que se incluyen especies amenazadas como el oso, el gato montés y el urogallo. Degaña es a su vez, una Reserva Regional de Caza muy apreciada por los amantes de esta disciplina.

    El tercer concejo que se incluye en el Parque es Ibias. Una zona con gran relieve montañoso, que sin ser demasiado abrupto, dota al paisaje de gran belleza y riqueza vegetal. El monte de Valdebois, en el bosque de Muniellos, es su enclave más importante. Las fuentes del río Ibias y sus afluentes bañan las sierras y valles de aguas cristalinas. Ibias cuenta con testimonios que demuestran su población en el Neolítico y en la época castreña y romana. Dólmenes en Pradías y Chao Leda funden historia, cultura y arte con la naturaleza espectacular de parajes como Muniellos o los Ancares.

    Destaca en todo el concejo de Ibias la arquitectura popular, de hórreos y pallozas, que son una evolución de la casa castreña.

    Fue declarado Parque Natural en 2002 y Reserva de la Biosfera en 2003.

    Concejo: Cangas del Narcea, Degaña e Ibias.

    Superficie: 555 Km2.

    Localización


    El Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias se encuentra en el sector suroccidental de Asturias.

    Abarca la cuenca alta de los ríos Ibias y Narcea, recorriendo los concejos de Cangas del Narcea, Degaña e Ibias.

    Flora representativa

    Tira de cuatro imágenes en las que se muestran una pradera con ovejas.

    La vegetación del Parque se caracteriza por su gran extensión de robledales y hayedos. El más importante de estos últimos, por su tamaño y estado de conservación, es el hayedo del valle del Hermo, que ocupa 10 kilómetros de ladera. Son también representativos los bosques de las cabeceras de los ríos Ibias y Molín.

    Los robledales se distribuyen por toda la zona, siendo el máximo exponente de roble albar, el bosque de Muniellos. Por Degaña, la cuenca alta del Naviego o la subida al puerto del Connio abundan los abedules.

    En la alta montaña, la vegetación está constituida por matorrales de enebros, brecinas y arándanos, siendo muy característicos los del Cueto de Arbás.

    Fauna representativa

    Tira de cuatro imágenes que conforman el primer plano de un oso.

    El elemento más representativo de la fauna del Parque es, sin duda, el oso pardo cantábrico. Las condiciones de la zona, sus extensos bosques y las áreas de refugio poco accesibles, se convierten en un excelente lugar para su desarrolllo y supervivencia. Todo el espacio está considerado como de presencia comprobada y constante del oso pardo.

    También el lobo mantiene una población destacada, con áreas estables de cría y de grupos familiares de relativa importancia. Y, en las grandes extensiones de bosques y matorrales encontramos numerosos corzos y rebecos. Entre las aves cabe destacar al urogallo, que encuentra su hábitat en los bosques de Hermo, Degaña y Muniellos.

    En la mayor parte de los ríos, en cuyas aguas abundan truchas y salmones, se puede observar la presencia protegida de la nutria.

    Tipo de protección

    • Declarado Parque Natural en 2002.
    • Declarado Reserva de la Biosfera en 2003.

    Visitable

    Todo el año.
  • Parque Natural de Redes


    Fue declarado Parque Natural en 1996
    , bajo los siguientes objetivos:
    • Mantenimiento del estado y funcionalidad de los ecosistemas y la protección de las especies y su hábitat.
    • Mejora de la calidad de vida de los habitantes del parque.
    • Promoción del conocimiento del parque y sus valores naturales y culturales.
    • Mantenimiento y mejora de la calidad de las aguas.

    La riqueza ambiental del Parque de Redes se manifiesta en una multitud de paisajes y contrastes. Pueden observarse formaciones de origen glaciar, como morrenas o circos, formas cársticas en cuevas y lapiaces; amplios campos de pasto, montes y frondosas masas boscosas.

    Redes cuenta con una superficie arbolada que ocupa el 40% del territorio. Destacan cumbres como el Picu Torres, el Retriñón, la Peña´ l Vientu, Cantu l´ Osu o el Tiatordos.

    La acción de los ríos ha dado lugar a la aparición de valles abiertos que forman grandes vegas en sus fondos o a los impresionantes desfiladeros de roca caliza, como el del río Alba o el de los Arrudos.

    Las vegas de Redes son de impresionante belleza. Aislada por los contrafuertes montañosos, a 1.215 metros, se encuentra la vega de Brañagallones, donde el antiguo albergue de cazadores se ha convertido en un hotel.

    Fue declarado Reserva de la Biosfera en 2001.

    Concejo: Caso y Sobrescobio.

    Superficie: 376,2 Km2.

    Localización


    El Parque Natural de Redes se encuentra situado en el sector de montaña centro - oriental, abarcando los términos municipales de Caso y Sobrescobio.

    Flora representativa

    Tira de cuatro imágenes en las que se muestran una pradera con ovejas.

    El hayedo es la formación vegetal dominante en los montes de Redes, aunque éstos albergan importantes manchas de roble albar.

    Sus bosques, fragmentados por áreas de pasto y matorral, son los más destacados de las cuencas altas de los ríos Nalón. El hayuco, nutritivo fruto de las hayas, forma parte de la alimentación de la preciada fauna del Parque de Redes. Salteados por todo el territorio, surgen fresnos, tejos, abedules o acebos.

    En la alta montaña se desarrollan los matorrales de enebro rastrero, con gayuba en las peñas calcáreas y con brecina y arándano en los sustratos silíceos.

    Fauna representativa

    Tira de cuatro imágenes que conforman el primer plano de un oso.

    Por el Parque de Redes pasean todas las especies características del norte peninsular. El oso pardo, que merodea desde Peloño. El lobo abunda por todo Redes, con zonas estables de cría.

    Encontramos también las mayores poblaciones de rebecos de la región y ciervos reintroducidos y perfectamente adaptados. El fastuoso urogallo, alimoches, águilas reales y un sin fin de aves; reptiles y anfibios se benefician del estado de conservación del parque.

    Tipo de protección

    • Declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 2001.

    Visitable

    Todo el año.
  • Parque Natural de Somiedo


    En 1988 se declara Parque Natural, siendo el primero en Asturiasen ser considerado con esta categoría, una decisión que pretendían conseguir diversos de objetivos:
    • Conservación de sus ecosistemas, hábitats y especies.
    • Mantenimiento del patrimonio etnográfico y la actividad agropecuaria compatible con su conservación.
    • Mejora de la calidad de vida de sus habitantes.
    • Promoción de los valores naturales y culturales del Parque por parte de la comunidad científica, la administración, la población local y foránea.

    El hombre ha sabido comprender a la naturaleza del Parque de Somiedo y ésta le ha devuelto sus cuidados manteniéndose apenas sin modificar a lo largo de los siglos, siendo, aún hoy, un ejemplo de convivencia y completa integración.

    El Parque Natural de Somiedo se extiende por cinco valles: Saliencia, Valle del Lago, Puerto y Pola de Somiedo, Perlunes y Pigüeña y sus cinco ríos con los que comparten nombre.

    De su paisaje, destaca la belleza de los lagos, situados al sur del concejo de Somiedo, en lo alto de las Cordilleras que separan Somiedo de León: los tres pequeños lagos de Saliencia; el Lago del Valle, con su islote característico, es el mayor lago de Asturias, con un promedio de radio de 280 metros y un calado medio de 10 metros, aunque en algunas zonas alcance los 50. Le siguen las escondidas Lagunas de El Páramo, entre los valles de los ríos Somiedo y Pigüeña.

    Es uno de los paisajes más accidentados de Asturias, por sus desniveles desde los 400 a los 2.200 metros. En el conjunto destacan valiosas características geológicas, por su gran variedad de materiales: calizos, silíceos, areniscos..., que provocan espectaculares formas cársticas. Valles espolvoreados de minerales como el hierro, depósitos de arsénico, mercurio, plomo, mármol y granito. Un espacio de contrastes entre de cumbres y depresiones, que muestran la huella de los movimientos tectónicos sufridos en sus numerosos cabalgamientos, fallas y pliegues.

    A lo largo de toda su extensión, se encuentran brañas con fértiles pastizales donde se pueden contemplar, no sin dificultad, las famosas "cabanas" de teito de escoba, cabañas de piedra y techumbre de escobas y piornos, utilizadas por los vaqueiros de alzada y los ganaderos de las montañas como refugio. Actualmente existen más de 500 cabañas distribuidas por todo el Parque. En sus alrededores se desarrolla, aún hoy, el trasiego de reses en busca de los mejores pastos.

    Las temperaturas medias anuales de la zona se sitúan en torno a los 9°C en los fondos de los valles, mientras que en cotas superiores, este parámetro desciende aproximadamente a razón de 0´5°C por cada 100 metros. Las nevadas son frecuentes en los meses invernales por encima de los 1.200 metros; los meses más fríos son enero y febrero, y los más cálidos, julio, agosto y septiembre, y es considerable la diferencia de temperatura entre ambos periodos, rasgo típico del clima continental.

    Concejo: Somiedo.

    Superficie: 291 Km2.

    Flora representativa

    Tira de cuatro imágenes en las que se muestran una pradera con ovejas.

    Una buena parte de la zona se encuentra cubierta por diferentes tipos de bosques, montes, brañas, pastos en la ladera baja y terrenos de siembra en perfecta armonía con el entorno. La principal zona boscosa se halla en el valle de Saliencia, en la ladera del Coto y en el valle del Pigüeña. Básicamente, se trata de bosques caducifolios, salvo algunos enclaves con encinares de las zonas bajas. Las formaciones forestales que ocupan mayor extensión son los hayedos, seguidos por robledales, encinares y abedulares.

    También se localizan aquí diferentes tipos de vegetación azonal y turberas de gran interés. Una característica de estos bosques es la considerable densidad de arbustos, lo que indica una mínima degradación del entorno. Es asimismo, lugar de abundante y exquisita flora, representada por la gayuba, el gamón, los matalobos amarillos y azules y la hierba del viento. Es destacable la flor típica de Somiedo, Centaurium Somedanum.

    La calidad de las aguas de los ríos da paso a la formación de sorprendentes bosques riparios, dotados de un ecosistema privilegiado entre el bosque acuático y el terrestre.

    Fauna representativa

    Tira de cuatro imágenes que conforman el primer plano de un oso.

    El Parque acoge a más de 100 especies de aves: el mirlo común, la lavandera cascareña, el martín pescador... algunas viven a las orillas de los ríos, salpicados por el ruido de las truchas, muy abundantes en esta zona; y en las cumbres y zonas altas de Somiedo, destaca la presencia del urogallo y el águila real.

    Todos los grandes mamíferos de la Cordillera tienen cabida en Somiedo, siendo especialmente relevante la presencia del oso pardo.

    Depredadores como el lobo y el zorro y otros carnívoros como la nutria, el tejón o el gato montés se reparten el territorio, hasta las zonas más bajas de los ríos, con urogallos y cerca de 20 especies de anfibios y reptiles entre los que destacan la salamandra rabilarga, el tritón ibérico y la víbora de Seoane.

    Concejo

    Mapa de Asturias donde se marca la ubicación del concejo de Somiedo

    Tipo de protección

    • Declarado Parque Natural en 1988.
    • Declarado Reserva de la Biosfera en 2000.

    Localización

    El Parque Natural de Somiedo se encuentra situado en el sector meridional de Asturias, en los límites entre las zonas de montaña central y occidental, comprende el concejo de Somiedo.

    Visitable

    Todo el año.
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de Cookies en Política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola.
Política de cookies +